ALL IN TRAINING COURSE EN VIGO

with No Comments

Y por fin llegó el momento de poner en práctica todo lo que habíamos aprendido en Deutschlandberg. Teníamos por delante dos fines de semana para trabajar en los Módulos en los que está dividida la formación. El lugar de celebración fue en una sala cedida por APAMP( Asociación de Familias de Personas con parálisis cerebral), que en todo momento nos facilitaron cualquier cosa que precisáramos y a quien agradecemos su disponibilidad. Nos pusimos manos a la obra los dos primeros fines de semana de febrero de 2019.

Doce personas de muy diferente procedencia, desde personas desempleadas o estudiantes, hasta gente con amplia experiencia en el trabajo juvenil, de entre ellos, 5 hombres (uno de ellos gitano) y 7 mujeres, con edades comprendidas entre los 20 y 46 años fueron las personas participantes en esta formación.

Desde el principio mostraron amplio interés por la formación, que les sorprendió gratamente, dado que no estaban acostumbrados al aprendizaje no formal. Este tipo de formación les permitió profundizar, compartir y aprender de una forma tan fácil y fluida, e hizo que se sintiesen realmente a gusto y enfrascados en las actividades de tal manera que nadie se diese cuenta de la hora de finalización (el paso de las horas no contaba). Una de las reclamaciones de la evaluación final tenía que ver con ampliar la formación o incluso repetirla.

Se creó además un muy buen ambiente entre las personas participantes, de modo que han aprovechado las herramientas aportadas por el programa para seguir en contacto entre ellos.

A lo largo de estos cuatro días de formación se han producido grandes descubrimientos, de los que cabe destacar la interseccionalidad, o los prejuicios y el debate producido a raíz de la profundización en estos hechos.

Esperemos que haya sido fructífero para todas estas personas y que se expanda este aprendizaje en el trabajo juvenil en nuestra ciudad, para que cada vez sea más inclusivo, para que se entienda que debemos trabajar todas y todos unidos, y no de manera segregada, para que se entienda que la juventud es una y los jóvenes, tengan las características que tengan, sólo aprenderán si lo hacen juntos.

Además, creemos que tenemos nuevos “cómplices” para hacer trabajo juvenil inclusivo, y para todo el mundo esté dentro, y se cumpla el propósito del programa, ALL IN.